Argentina: Adjudican 17 proyectos renovables por un total de 1.109 MW

Finalmente, se han conocido los proyectos triunfantes del Programa RenovAr, que proponía la instalación de 1.000 MW basados en fuentes renovables, y la primera noticia es que esa capacidad será en realidad mayor, 1.109,2 MW.

Según informa la agencia oficial de noticias Télam, son un total de 17 proyectos adjudicados «de los cuales 12 son de tecnología eólica, 4 de solar fotovoltaica y 1 de biogás».

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, y el subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind, hicieron el anuncio el viernes, cuando también anunciaron el lanzamiento de la Ronda 1.5 del Programa RenovAr. Desde el ministerio se asegura que «esto implica que los proyectos eólicos y solares fotovoltaicos presentados y no adjudicados en Ronda 1, siempre que cuenten con capacidad de interconexión, podrán presentar mejores ofertas antes del 11 de noviembre».

Los proyectos adjudicados, que deberán entrar en operaciones a finales de 2018, se distribuirán en 9 provincias. En conjunto, la capacidad adjudicada sumará un porcentaje equivalente al 2,9% de la generación eléctrica del país, con lo que para entonces las renovables acumularán un total del 4,8%.

Perdedoras de la adjudicación resultaron todas las ofertas de biomasa, biogás y minihidro, para la que se planteaba un cupo de 100 MW, pero que finalmente quedó desierto, por lo que 66 MW en principio destinados para esas tecnologías se derivaron a partes iguales para la eólica y la solar.

Así, la eólica desarrollará proyectos por 708 MW (600 MW era la propuesta original) que se distribuirán en las provincias de Buenos Aires, Chubut, Río Negro, Santa Cruz, Neuquén y La Rioja. Tal como se adelantó la semana pasada, el precio mínimo recibido fue de 49,1 dólares/MWh; según Télam, para los corredores Patagónico y Comahue el precio de corte decidido por el Gobierno para la adjudicación fue de 66 dólares y de 67,2 dólares para el resto del país, lo que significa un precio medio de 59,4 dólares para la eólica.

En tanto, la fotovoltaica tuvo 4 proyectos adjudicados por 400 MW (300 MW originalmente), a desarrollarse en Salta y Jujuy, y con un precio mínimo recibido de 59 dólares /MWh y un corte de 60 dólares, lo que da un precio promedio de 59,7 dólares. El único proyecto adjudicado en biogás es por 1,2 MW, a situarse en Santa Fe y a 118 dólares/MWh.

Respecto de la inversión, se asegura que en conjunto los proyectos adjudicados representan unos 1.800 millones de dólares, con un promedio que ronda los 1,6 millones de dólares por MW.

Además del anuncio de una nueva instancia, la 1.5, que permitirá licitar otros 600 MW (400 eólicos y 200 fotovoltaicos), habrá una Ronda 2, planeada para mayo de 2017.

Finalmente, el ministro Aranguren adelantó que se buscará avanzar en una Ley de Generación de Distribuida y otra de Generación Solar Térmica, para promocionar la fabricación y el consumo de ese tipo de equipos.

by: Revista Energías Renovables

Las energías renovables en Latinoamérica

Con el presente post se inician una serie de artículos los cuales van a versar sobre la situación de las energías renovables, que han comenzado a tener relevancia en los principales países de América Latina (*), al contar con un gran potencial de desarrollo. En este primer post se van a tratar las políticas sobre energías renovables que se llevan a cabo en Latinoamérica, desde la perspectiva eléctrica, térmica y de transporte.

Factores que despiertan el interés por las energías renovables

Al igual que en muchas regiones del mundo, el interés por las energías renovables en Latinoamérica se remonta a la primera crisis del petróleo que tuvo lugar por la década de 1970, aprobándose el programa de desarrollo de los biocombustibles en Brasil en 1975, así como de la energía geotérmica en Costa Rica un año más tarde y en Nicaragua en 1977. Hoy en día este interés es mucho mayor que por entonces ya que se unen una serie de factores como el incremento de la población, el crecimiento económico de la región, los altos precios de la electricidad, la falta de seguridad energética, etc.

En Latinoamérica también se apoya de una manera u otra la instalación de energías renovables, y a la aprobación de Leyes (generales o específicas en función de la tecnología energética) que las incentiven se ha unido el establecimiento de objetivos renovables (19 países de un total de 20 cuentan con ellos).

Sistema de apoyo para proyectos

Desde la perspectiva económica-financiera, dada la mayor inversión que se requiere de estas tecnologías frente a las convencionales, en muchos países de Latinoamérica se han creado mecanismos públicos de apoyo a los proyectos que emplean recursos renovables, siempre y cuando se cumplan una serie de criterios (que se verán más adelante en sucesivos post). Dependiendo del sector al que se vaya a emplear la energía producida, el apoyo será uno u otro. Tal es el caso del sector eléctrico el cual cuenta preferentemente con subastas (específicamente  por tecnologías energéticas), incentivos fiscales, balance neto o disposiciones preferentes a la red. Para el transporte se emplea principalmente la obligación de mezcla con biocombustibles así como los incentivos fiscales. El sector que menos apoyo recibe es el sector térmico, en donde se mezclan tanto las políticas innovadoras como mecanismos de regulación, tanto para residencial como industrial, y tan sólo la energía solar térmica recibe cierto apoyo.

De manera general es importante que las energías renovables se hayan incorporado a las políticas y/o programas de acceso a la energía de manera completamente generalizada en Latinoamérica, ya que demuestra el gran interés que ésas despiertan en dicha zona del mundo.

 

(*)Los países que se analizarán son Argentina, México, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú, Uruguay, Paraguay y Venezuela.

by: José Javier Alonso, Tutor en IMF Business School